Sillon Eames Lounge Chair historia y decoracion

Eames Lounge Chair, detrás del sillón más cómodo del mundo

Écrit par : Agustín Umaschi

|

El sillón Eames Lounge Chair es una de esas piezas magistrales que ha resistido al paso del tiempo para convertirse en un clásico que nunca pierde vigencia. Aunque la palabra "icono" se utiliza muchas veces en exceso, es la terminología ideal para describir a este mueble en particular. Tal es así que ha tenido un gran impacto en la cultura pop, siendo protagonista en artículos de la revista Playboy y teniendo varios cameos en películas de Hollywood.


Esta creación responde a las exigencias de un asiento generoso, ofreciendo un confort absoluto y combinado con una calidad del más alto nivel. Acompañanos en este artículo, donde ahondaremos en su origen y te contaremos cómo puedes decorar tu hogar con el que es, para muchos, el sillón más cómodo del mundo.

Origen e historia:

La historia de la Eames Lounge Chair se remonta a mediados del siglo XX. Fue diseñado por Charles y Ray Eames en el año 1956, quizás uno de los matrimonios más revolucionarios y visionarios del siglo XX. Crearon grandes iconos del diseño, desde las famosas sillas Eames, pasando por la mítica Plywood Chair, entre otras creaciones mundialmente conocidas.


La Eames Lounge Chair fue diseñada para el amigo de la pareja, el director de cine y ganador de varios premios Oscar, Billy Wilder. El hogar de Charles y Ray ofrecía el ambiente donde se reunía un reconocido grupo de amigos. Cuando la pareja Eames lo invitaban a comer, a Billy le gustaba tomar siestas generalmente en lugares poco confortables. El matrimonio de diseñadores pensó que su amigo necesitaba una butaca que fuera cómoda, y motivados por esta situación e inspirados en el tradicional sillón de club inglés, decidieron crear una pieza que fuera perfecta para tomar una siesta. Con una forma ergonómica que da soporte a la cabeza, la columna y los pies, definitivamente lo lograron. Según sus inventores, el sillón estaba también basado “con el aspecto cálido y confortable de un guante de béisbol muy usado”.


El sillón Eames Lounge Chair tomó gran popularidad dado que su distinguida presencia llegó a los hogares estadounidenses a través de programas de televisión como Home, el mítico programa presentado por la gran Arlene Francis. Rápidamente comenzó a integrarse dentro de los mejores clubs y despachos profesionales del momento. 

Diseño y cualidades:

Destaca un pie con cinco radios que soporta la estructura giratoria. Ésta se compone de tres carcasas de madera laminada en las que descansan unos cojines acolchados de cuero. Un par de anclajes de aluminio fijan externamente entre sí los elementos del respaldo, que se une a su vez al asiento gracias a unos perfiles angulares ocultos bajo los reposabrazos. La butaca fue diseñada para ir acompañada de un reposapiés que hace juego con el sillon.


El diseño del sillón Eames Lounge fue también súper vanguardista. Su aspecto elegante y sus líneas curvas rompieron con los diseños tradicionales de la época. El sillón se diseñó para adaptarse perfectamente al cuerpo humano, ofreciendo una comodidad excepcional gracias a su asiento reclinable y su otomana a juego. Este ingenioso diseño redefinió las expectativas de comodidad en los muebles de salón.


Es una de esas piezas magistrales que resisten el paso del tiempo para convertirse en clásicos que nunca pierden vigencia. Cualquier amante del diseño o la decoración habrá visto este reconocible asiento, junto con su reposapiés, en multitud de casas y reportajes de revista. El diseño ha perdurado en el tiempo como un icono, pese a sus casi 70 años de historia.

Uso y decoración:

Sin dudas es una gran opción la decoración con el sillón Eames Lounge Chair . Es una pieza literalmente considerada una obra de arte, siendo parte de las colecciones permanentes del Museo de Arte Moderno de Nueva York y del Instituto de Arte de Chicago.


Se podrá convertir, por ejemplo, en el elemento central de tu sala de estar, haciendo que esta se vea como una exposición de algún museo de renombre. Colócala cerca de una ventana para aprovechar la luz natural y tendrás un espacio de lectura ideal y super confortable. Una elegante alfombra o algún cuadro en la pared serán accesorios complementarios que aportan belleza sin robarle protagonismo a la pieza. Si le agregas una manta suave o algunos cojines no querrás despegarte nunca más de este espacio.


Para espacios profesionales la Eames Lounge Chair es sin dudas el mueble ideal. El sillon con la otomana es un diván super utilizado por terapeutas en sus consultorios. Otro ejemplo notable es como espacio complementario de lectura o reflexión en bufetes de abogados. Su reputación como icono del diseño confiere cierta aura de prestigio y ese toque de sofisticación a cualquier espacio en el que se lo coloque.

¡Ahora que eres un experto en el sillón Eames Lounge Chair anímate y decora tu hogar u oficina con él!

 

Puede que también te guste...