Silla de Escritorio Shiro

279,00€299,00€
IVA incluido
El artículo está en stock¡Date prisa! Bajo inventarioA reservar, envío a partir del  31/10/2024 A reservar, envío a partir del  31/10/2024
Color : Blanco-Nogal
Compra ahora y recíbelo entre  20/07 y el 20/07
Compra ahora y recíbelo entre  20/07 y el 20/07
Compra ahora y recíbelo entre  20/07 y el 20/07
Compra ahora y recíbelo entre  20/07 y el 20/07
14 días para cambios y devoluciones
Envíos a toda Europa
Compra ahora y paga más tarde
2 años de garantía

La Silla de Escritorio Shiro es una silla tan cómoda y versátil que quedará ideal en tu escritorio de casa o en tu oficina.

Está formada por una estructura de madera disponible en dos acabados: nogal y ceniza. El asiento y el respaldo están tapizados en polipiel de alta calidad. Los cojines están rellenos de espuma de alta densidad. ¡Son supercómodos y envolventes! 

Asimismo, destacamos especialmente sus reposabrazos curvos y su respaldo acolchado que le dan al conjunto un estilo único y original. 

Su diseño ergonómico permite apoyar la zona de la cabeza. Es ideal para trabajar largas jornadas de trabajo. 

La tenemos disponible en varios colores para que elijas el que más combine con tu oficina o despacho. Este modelo es propio y exclusivo.

Su estilo es una combinación de diseño escandinavo y retro. ¡La silla Shiro no dejará indiferente a nadie! 

- Estructura en madera contrachapada de arce.
- Asiento y respaldo tapizados en polipiel.
- Estilo retro-nórdico.
- Peso máximo soportado 136 Kg.

- Ancho: 68 cm
- Fondo: 67 cm
- Alto: 98 cm
- Altura mínima: 98 cm
- Altura máxima: 108 cm
- Altura Asiento mínima: 45 cm
- Altura Asiento máxima: 55 cm
- Densidad del respaldo : 26 kg/m3
- Densidad del asiento : 30 kg/m3

Si al recibir su compra los artículos no le convencen puede devolverlos o cambiarlos. Dispone de un plazo de desistimiento de 14 días naturales.

Para cualquier consulta, contacte con info@northdeco.com o visite la página de Cambios y Devoluciones.

Recomendaciones para el desembalaje: Vigilar al abrir con un cuchillo o cúter. Guardar el embalaje unos días para en caso de retorno.